Toxina Botulínica o Botox

La toxina botulínica o el coloquialmente llamado botox, es uno de los tratamientos antiaging más eficaces del momento. Con este tratamiento conseguiremos mantener a ralla esas molestas arrugas de nuestro rostro.

La Toxina botulínica es un producto que, aunque tiene un nombre algo especial, es lo más eficaz para atenuar las arrugas en el rostro, aquellas que aparecen por el movimiento de los músculos al gesticular.

También llamado “bótox”, se aplica en sesiones de 30 minutos y ofrece resultados casi inmediatos; empezarás a notar que las arrugas desaparecen a partir de las 72 horas desde la sesión y la mejora será aún más notable durante las siguientes dos o tres semanas post tratamiento.

Después de la aplicación del tratamiento tienes que tener en cuenta unas simples pautas como no dormir en las 4 horas posteriores a la aplicación ni tocar la zona tratada.

arrugas-de-expresion-caso
toxina botulinica
toxina-botulinica-botox

El bótox se suele utilizar especialmente en el tercio superior del rostro, ya puede elevar las cejas, consigue atenuar esas notorias arrugas en la frente, las patas de gallo o el entrecejo, entre otros. Tu mirada se verá mucho más relajada, joven y el resultado se mantendrá durante varios meses.

Cada vez más utilizo este tratamiento como una prevención, es decir, si lo aplicamos desde el inicio de la aparición de esas arruguitas conseguiremos retrasar el proceso y así evitar que queden marcadas. También está indicado para aquellos pacientes que deseen elevar un poco las cejas y así conseguir una mirada más amplia y luminosa.

Por último, por supuesto, está indicado para todos aquellos pacientes que quieren frenar la evolución de arrugas ya existentes y mejorar la luminosidad de la zona.

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar

CA EN ES