Flacidez Facial

¿Sientes que tu rostro ya no es el mismo que antes? ¿Ha perdido firmeza, tersura y volumen? La flacidez facial es un problema estético habitual en la madurez, que se puede corregir mediante un tratamiento con hilos tensores.

La flacidez facial está provocada por la disminución natural de la producción de sustancias como la elastina o el colágeno, que se encargan de proporcionar elasticidad y volumen al rostro.

Existen diferentes formas de resolver este trastorno estético. Una de las más eficaces es el tratamiento mediante hilos PDO o hilos tensores que te ofrecemos en nuestra clínica.

¿En qué consiste el tratamiento de Flacidez Facial?

El tratamiento consiste en la implantación de diminutos hilos tensores bajo la piel que tienen un efecto reafirmante inmediato. Además, estos hilos PDO estimulan la producción de colágeno natural de la piel, que permite una mayor firmeza y elasticidad a largo plazo.

Los hilos están fabricados con material que el cuerpo absorbe de manera natural, por lo que no es necesario retirarlos después.

flaccidez-facial

Esta técnica, surgida en Japón a partir de las prácticas quirúrgicas, permite obtener excelentes resultados con una elevada seguridad. El tratamiento se realiza en una sola sesión de 30 a 50 minutos, con anestesia local para las mínimas molestias, y los resultados duran de 12 a 18 meses.

¿El resultado? La piel se vuelve inmediatamente más tersa, sobre todo en las mejillas, la zona de la boca y el cuello, lo cual tiene un efecto rejuvenecedor instantáneo.

¿A quién lo recomiendo?

Este tratamiento es adecuado para cualquier tipo de paciente que esté preocupado porque empieza a notar los signos de la flacidez facial. Generalmente, una sola sesión te permitirá recuperar la firmeza y tersura del rostro, lo cual te quitará unos cuantos años de encima.

Solicita una primera visita gratuita

Analizaremos tu caso de forma personalizada y diseñaremos el tratamiento más adecuado para ti.

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar

CA EN ES